Todo sobre el Feng Shui en Vida Diaria

Pese a que los usos más habituales del feng shui, o los más conocidos al menos, guardan relación con las construcciones, la decoración o el trabajo, sí que es cierto que se puede extrapolar el uso del feng shui a la vida diaria. A continuación, dejamos una serie de consejos para utilizar también el feng shui en nuestro día a día:

El Feng Shui en el Amor Podemos potenciar nuestra relación de pareja y hacer que todo vaya mucho mejor utilizando el feng shui. Para ello, al tratarse de una relación entre dos, siempre tenemos que contar con cosas pares, como pueden ser dos plantas o como puede ser una fotografía de las dos personas de la pareja. 

Tenemos que prestar especial atención al suroeste de la casa, que es el lugar que regula el matrimonio y las relaciones entre el marido y la mujer. Pintar ese espacio de rosa o amarillo puede ser beneficioso para potenciar la maternidad y la concepción. 

Asimismo, es recomendable que en la mesita de noche del dormitorio haya recuerdos tanto de la luna de miel como de la boda o del aniversario, todos ellos rodeados de velas rosas perfumadas. Las paredes deberían tener colores suaves y pálidos, aunque cálidos, como los amarillos o los ocres, y las sábanas deberían ser rosas y verdes para potenciar la comunicación entre la pareja.

El Feng Shui en Amistades Es muy positivo que mantengamos contacto con otras personas, no solo de nuestra familia, sino también ajenas. Hay personas que aparecerán para ayudarnos en nuestro propio desarrollo y que será muy positivo que dejemos entrar en nuestras vidas. Para mejorar nuestra relación con estos seres humanos, dentro de un entorno determinado, es bueno que busquemos la ubicación que posea la mayor cantidad de energía masculina de nuestra casa, que suele coincidir con el lugar en el que entramos en contacto con las amistades más cercanas. 

Este lugar puede situarse tanto en el salón como en el comedor, en la cocina o en el dormitorio de una persona soltera. La manera de utilizar el feng shui para fortalecer este tipo de relaciones personales es la de dar una correcta bienvenida a las personas a nuestra casa. Para ello, podemos recurrir a bonitos cuadros o fotografías de viajes, así como a elegantes percheros y paragüeros, sin olvidar que debemos recibir a los amigos con buenas sensaciones y empatía.  Si en el amor es el suroeste, en las relaciones de amistad es el noroeste del hogar el que rige este tipo de interacciones. Para fortalecerlas, los colores más indicados son los grises y los blancos y los negros, así que tendremos que intentar reservar éstos colores a esas zonas de nuestra vivienda en las que más interactuamos con las mencionadas personas.

comments powered by Disqus